Disponemos de ánodos de sacrificio tanto de magnesio, como de zinc y de aluminio.

a. Anodos de magnesio

Su principal aplicación es en suelos de resistividades elevadas (entre 2.000 y 5.000Ohms x cm). También se utilizan en pequeños acumuladores de ACS bien revestidos

PDF iconIP 8 – ÁNODOS DE MAGNESIO MAS USUALES

PDF iconIP 2 – ÁNODO WIGE R09

b. Ánodos de zinc

Indicado para medios con bajas resistividades (inferiores a 1.000 Ohm x cm). Como ánodo de sacrificio se utiliza masivamente en agua de mar: buques, pantalanes, diques flotantes, depósitos de agua, condensadores, etc.

PDF iconIP 10 – ÁNODOS DE SACRIFICIO ZINCOLINE
(ALEACIÓN DE ZINC)

c. Ánodos de aluminio

El aluminio es el material más idóneo para la protección catódica, intermedio entre el zinc y el magnesio. Sus campos de aplicación son semejantes a los del zinc, siendo su comportamiento muy satisfactorio en la protección catódica de estructuras sumergidas en aguas dulces.

PDF iconIP 9 – ÁNODOS DE SACRIFICIO ALOLINE
(ALEACIÓN DE ALUMINIO)